Compartir:

En los últimos años, la tecnología ha revolucionado el mercado laboral. Si bien miles de trabajos fueron eliminados, otros cientos de profesiones, que hoy en día mueven el mundo, fueron creadas. El siguiente paso, una meta inalcanzable hace unos años, es la incorporación de la inteligencia artificial y el big data en todas las escalas laborales.

La inteligencia artificial ya está preparada para trabajar. Según un estudio reciente de IBM, en los próximos tres años, hasta 120 millones de trabajadores de las 12 economías más grandes del mundo deberán formarse sobre IA y automatización inteligente. Las empresas se enfrentan al gran desafío del siglo XXI con la IA y el big data (que ha incrementado un 569% entre 2016 y 2018).

A pesar de su impacto y la necesidad de su uso, menos de la mitad de los CEOs encuestados por IBM admitieron que no tenían los recursos necesarios para formar y aplicar sobre las habilidades que generan estas nuevas tecnologías. Army Wright, socia gerente de IBM Talent & Transformation, explicó la situación en un comunicado: “Si bien los ejecutivos reconocen la gravedad del problema, la mitad de los encuestados admite que no tienen estrategias de desarrollo de habilidades para abordar sus mayores lagunas”.

La preocupación del impacto laboral de la IA se ha convertido en una rueda que parece no tener fin. Elon Musk, CEO de Tesla y SpaceX, advirtió que la IA podría hacer que muchos trabajos fueran “inútiles”. Tal y como afirma Musk, el pasado enero, en un informe de Brookings Institution, se alertó que los robots podrían reemplazar una cuarta parte de los empleos estadounidenses en 2030.

IBM afirma que es fundamental que las compañías estrechen al máximo la brecha de habilidades necesaria para la “era de la inteligencia artificial”, aunque matizan que es una tarea complicada. Como muestra el estudio, la capacidad de cerrar dicha brecha a través de la capacitación de los empleados ha crecido en más de 10 veces en los últimos 4 años. El principal problema está en el ritmo vertiginoso en el que aparecen nuevas técnicas y tecnologías; dejando el conocimiento obsoleto y creando nuevas brechas.

Por consiguiente, IBM propone a las empresas que compartan las habilidades de IA que están disponibles y hagan a todos los empleados participes; creando una cultura de “aprendizaje continuo”.

 

 

 

publicado inicialmente en thetechnolawgist

Deja una respuesta

Compartir:
how can we help you?

Póngase en contacto con nosotros en el Tech de CEA Digital Law más cercano o envíe una consulta o solicitud en en línea.

Looking for a First-Class Business Plan Consultant?

Abrir chat