Compartir:

La función social del abogado

la visión del abogado como un profesional que interviene únicamente en los juicios está ampliamente superada. Ni siquiera nos referimos a que el abogado es hoy en día un técnico polivalente que, en función de sus áreas de especialidad, y sin ánimo exhaustivo, puede prestar sus servicios en relación a contratos, negociaciones, asesoramiento, defensa en todo tipo de procedimientos…. sino que tiene como fin último la consolidación del Estado de Derecho; es una pieza fundamental más, como garante del orden y la convivencia

Derechos y garantías mínimos

Hay una serie de Principios Básicos sobre la Función de los Abogados en su tarea de promover y garantizar la función adecuada de los mismos y que deben ser tenidos en cuenta y respetados por los gobiernos en el marco de su legislación y prácticas nacionales, y deben señalarse a la atención de los
juristas, así como de otras personas como los jueces, fiscales, miembros de
los poderes ejecutivo y legislativo y el público en general.

Principios Básicos sobre la Función de los Abogados Aprobados por el Octavo Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Tratamiento del Delincuente, celebrado en La Habana (Cuba) del 27 de agosto al 7 de septiembre de 1990

De dichos Principios podemos extraer dos Garantías para el ejercicio de la profesión que podemos considerar extrapolables también en el estado del covid19.

  1. Los gobiernos garantizarán que los abogados puedan desempeñar todas sus funciones profesionales sin intimidaciones, obstáculos, acosos o interferencias indebidas;

  2. Cuando la seguridad de los abogados sea amenazada a raíz del ejercicio de sus funciones, recibirán de las autoridades protección adecuada.

Sin bien dichos principios y garantías forman parte de la prevención del delito y la delincuencia, es perfectamente extrapolable a la integridad del abogado en cualquier circunstancia, como derechos básicos.

La Plataforma Interamericana en Defensa del Abogado Litigante -PIDAL-

Como decimos, el Abogado es una pieza fundamental de la Administración de Justicia, y el ejercicio de la Abogacía es uno de los pilares en los que se asienta el Estado de Derecho.

Sobre el Abogado descansa en gran medida el derecho a la Tutela Judicial Efectiva y al debido proceso, como señalan de una u otra manera todas las Constituciones de democracias del mundo

La publicación de novedades legales en relación con el covid19, casi diarias, que afectan a trabajadores, empresarios y colectivos muy diversos generarán un nuevo marco legal en materia laboral, fiscal, mercantil o procesal… que habrá que abordar.

Pero es de todos conocidos que la problemática del abogado litigante tiene sus peculiaridades y es diferente a la de otros compañeros de la profesión, incluso a la de otros colectivos. Y en base a lo expresado ut supra y como pieza angular del estado de Derecho los abogados tenemos inmensas responsabilidades, pero también derechos.

En Colombia hay 400.000 abogados y no se trata ya sólo de que estemos inmersos en un confinamiento, sino que una vez pasado al estado de aislamiento obligatorio los ingresos son mínimos o nulos y ya hay varias acciones de tutela que han interpuesto diversos compañeros, y es que no sólo el peculio, sino lo más importante, la salud está en juego para el abogado litigante.

Otro ejemplo cercano, La república de Paraguay que no pueden ejercer la profesión y la subsistencia familiar y otros compromisos económicos se ven reducidos en muchos casos a cero.

Si vamos hacia Europa, España como ejemplo, el 80% de los abogados (allí no se llaman litigantes los que asisten a juicio, pero hablamos de la misma figura), tanto los penalistas como civilistas han sido los más afectados

En defensa de éstos y para poner en común toda la problemática que se refiere al abogado litigante en Colombia -pero también al de cualquier otro país que quiera sumarse y compartir la problemática común que atañe a la profesión y la cualidad expresada- surge la Plataforma Interamericana de Defensa del Abogado Litigante –PIDAL.

La Plataforma Interamericana de Defensa del Abogado Litigante -PIDAL es una creación del Comité Euro Americano de Derecho Digital -CEA Digital Law como una respuesta rápida con ocasion de la Marcha Virtual de la Abogacía Colombiana y para apoyar a la misma, pero con vocación de permanenciay de carácter Internacional.

Abrir chat