Aplicaciones prácticas del IoT, Inteligencia Artificial, Blockchain y Realidad Virtual en RRHH

Compartir:

La velocidad exponencial en la que están apareciendo nuevas y disruptoras tecnologías a veces nos abruma. En muchas ocasiones son nuevos nombres y conceptos de los que todo el mundo habla, que nos auguran grandes cambios y oportunidades, pero que nos cuesta entender su alcance y sobre todo su aplicación práctica en la empresa.

El “por qué” lo tenemos claro, sabemos que hemos de aceptar y abrazar las revoluciones tecnológicas, avanzarnos a los cambios, adaptarnos antes que el resto e innovar para sobrevivir. Pero el “para qué” nos cuesta más: identificar cómo una nueva tecnología podría mejorar la vida, experiencia y relación con nuestros clientes o empleados, es algo que hasta que no vemos su aplicación concreta no sabemos ver su potencial.

Sabemos que hemos de aceptar y abrazar las revoluciones tecnológicas, avanzarnos a los cambios, adaptarnos antes que el resto e innovar para sobrevivir. Pero el para qué nos cuesta másCLIC PARA TUITEAR

4 tecnologías disruptivas en RRHH: aplicaciones prácticas.

Hoy quiero compartir con vosotros aplicaciones prácticas, que nos ayuden a identificar el para qué serían claves para nuestra organización, en todos aquellos ámbitos relacionados con Recursos Humanos, Talento, Desarrollo, Selección, Comunicación Interna, Organización

IoT & Wearables

El Internet de las cosas (en inglés IoT, Internet of Things), permite que objetos físicos (cosas) tengan componentes electrónicos, sensores, softwares… con conectividad en red. Esta conectividad permite que dichos objetos recopilen e intercambien datos.

Así mismo, los Wearables son dispositivos inteligentes que llevamos o vestimos, (relojes inteligentes o smartwatches, zapatos con GPS, pulseras digitales, placas identificativas, prendas inteligentes…). Son sensores que incorporamos con nosotros e interactúan de forma continua con otros dispositivos, con la finalidad de realizar alguna función concreta.

¿Para qué?

  • Seguimiento y mejora de la salud.
  • Control del estrés, del sueño y de la productividad.
  • Medición de la satisfacción en el trabajo.
  • Monitorización remota en entornos de mayor riesgo (minería, construcción…) para controlar la frecuencia cardíaca, la respiración… garantizando la seguridad y la ayuda inmediata si es necesario.
  • Pulsera para trabajadores que trabajan solos, que se puede utilizar como un botón de pánico discreto o una herramienta de registro.
  • Tarjetas de identificación para enviar una llamada de audio a un centro de llamadas para casos de emergencia.
  • Gafas inteligentes que permiten a los trabajadores de especialidades concretas realizar videoconferencias con otros expertos.

Bank of America instaló en la tarjeta de identificación de los empleados de su centro de llamadas un sensor para medir cómo sus empleados interactuaban socialmente. A partir de los resultados, decidieron introducir un pequeño descanso para tomar café, ya que la productividad aumentaba cuanto más interactuaban. Con esta acción mejoraron un 10% la satisfacción y atención del cliente.

Las predicciones (The future of wearable devices in the workplace) apuntan a un aumento de estas tecnologías para un trabajo más ágil y conectado, con lugares de trabajo más seguros y saludables. Así mismo, se augura que cada vez más profesiones estarán obligados a controlar su salud con dispositivos portátiles: atletas profesionales, pilotos de líneas aéreas, trabajadores industriales…

Realidad virtual (VR) y Realidad aumentada (AR)

La realidad aumentada (en inglés, AR, Augmented Reality) permite con gafas especiales asociadas a softwares específicos, la visión de un entorno físico del mundo real a través de un dispositivo tecnológico. Los elementos físicos tangibles se combinan con elementos virtuales, logrando de esta manera crear una realidad mixta: el usuario percibe una mezcla de las dos realidades.
En la realidad virtual (en inglés, VR, Virtual Reality), el usuario se aísla de la realidad material del mundo físico para “sumergirse” en un escenario o entorno totalmente virtual.

¿Para qué?

  • Procesos de selección: simular situaciones con los candidatos en un ambiente de trabajo lo más similar posible al real, para ver sus reacciones, actuaciones, debilidades y fortalezas.
  • On boarding: Visitas virtuales de candidatos para conocer la empresa, la cultura, la forma de trabajar, familiarizarse con el que será su entorno real, interactuar con sus nuevos equipos, compañeros, directivos, CEO de la compañía.
  • Mejora de la experiencia y compromiso: Creando entornos distintos en situaciones como pueden ser una celebración, un team building, la presentación de nuevos proyectos, management de proximidad… ahorrando los alquileres costosos de localizaciones específicas y mejorando e innovando en la comunicación.
  • Formación: simular escenarios reales de trabajo, entrenar situaciones, reacciones.

EY (antes Ernst & Young) está utilizando la Realidad Virtual para simular y entrenar situaciones de feed-back de los managers a los equipos y para ámbitos de desarrollo y formación. Recientemente galardonada por esta innovadora iniciativa en los Premios Expansión & Empleo a la Innovación en Recursos Humanos

Inteligencia Artificial (AI)

La Inteligencia artificial (en inglés, AI,Artificial Intelligence) combina la lógica, la computación y la filosofía en busca de comportamientos considerados inteligentes. Es capaz de analizar datos en grandes cantidades (big data), identificar patrones y tendencias utilizando algoritmos y paradigmas de comportamiento humano, para resolver problemas, formular predicciones o realizar tareas de forma automática, con rapidez y precisión.
Su potencial es exponencial al conectarse con IoT y Wearables, o para aplicaciones de robótica, así como, en otras muchas que os comparto a continuación.

¿Para qué?

  • Aprendizaje automatizado o ‘machine learning’ para el análisis de datos en recursos humanos. Google es un gran ejemplo de cómo aplican la inteligencia artificial en RRHH con algoritmos que les ayudan a predecir de forma proactiva qué empleados son más propensos a convertirse en un problema de retención, o con modelos predictivos para avanzarse y predecir posibles problemas y/o identificar oportunidades (“Qué pasaría si..”). Estas aplicaciones les permiten actuar antes de que sea demasiado tarde, así como, buscar soluciones personalizadas.

  • Chatbots o Bots, programas con los que es posible mantener una conversación, pedir algún tipo de información o solicitar que se lleve a cabo una acción. Incorporan sistemas de inteligencia artificial, por tanto, aprenden y se retroalimentan, con el paso del tiempo, de las preguntas y respuestas, de los gustos y preferencias de los usuarios. Son muy útiles para para responder a dudas de candidatos en su proceso de selección, para ayudar a los empleados en gestiones personales, responder dudas, agilizar trámites internos, etc…
  • Reconocimiento facial o reconocimiento de huellas dactilares para agilizar los accesos a ordenadores, oficinas, salas…sin necesidad de contraseñas… o para la identificación de estados de ánimo, el rastreo tracking para segmentar comunicaciones, personalizar accesos directos a herramientas y plataformas internas según perfiles, intereses, países, momentos…

  • Entrevistas digitales con neurociencia cognitivaUnilever incluye en su programa de recruitment juegos de neurociencia ‘online’ y una entrevista digital con el candidato. Gracias a la inteligencia artificial, obtiene datos en base a sus respuestas, palabras clave, lenguaje corporal y tono.

Blockchain

Blockchain es como un registro digital, compartido de manera descentralizada, a prueba de manipulaciones gracias a sofisticados sistemas de criptografía, que permite automatizar muchas transacciones y que no requiere de vínculos de confianza entre quienes lo usan, ni de que alguien que actúe como ‘registro central’. Una tecnología que permitirá simplificar muchos de los actuales procesos de RRHH en los que se transfieren “cosas”, convirtiéndolas en activos.

¿Para qué?

  • Facilitar los procesos de selección validando rápidamente el historial académico y profesional de un candidato utilizando servicios como el de BlockCerts.
  • Que una red de contactos que nos lleva hasta un candidato pueda ser identificada y recompensada con monedas virtuales.
  • Contactar con trabajadores autónomos y pagarles con una moneda propia, simplificando facturas y la gestión con los proveedores.
  • Contratos laborales inteligentes, validando los datos de forma automatizada o activar y desactivar el contrato de un empleado.
  • Aplicar blockchain en las nóminas internacionales acelerando las transacciones.

Estamos en la era de la transformación, pero no tiene sentido sin un propósito, sin una finalidad, sin un “para qué”. Como os decía recientemente: “menos “bits” y más “mindset”. No estamos ante un reto tecnológico, la tecnología ya está aquí y nos va a permitir hacer cosas inimaginables que hasta ahora eran imposibles.

Pensemos en la tecnología como un facilitador, en una oportunidad para convertirnos en una empresa ágil, conectada, innovadora y atractiva para trabajar.

¿Empezamos?

 

 

 

 

 

publicado inicialmente en mujeresconsejeras

Socia y Vicepresidenta de Íncipy, consultoría de transformación digital, y Directora de la división Digital HR Employee Digitalization.


Deja una respuesta

Abrir chat